29 Sep

Sólo cuatro de cada diez convenios colectivos incluye alguna mención a los trabajadores con discapacidad, según se recoge en un estudio elaborado por la Fundación Largo Caballero en colaboración con Fundación ONCE y con el apoyo del Fondo Social Europeo.

Este es uno de los datos que se desprende del primero de los tres documentos elaborados por ambas entidades y presentados este martes en una jornada celebrada ante representantes del movimiento asociativo de personas con discapacidad.

De acuerdo con el documento "El impacto de la negociación colectiva sobre los trabajadores y trabajadoras con discapacidad", para el cual se analizó una muestra de convenios de distintos ámbitos funcionales y territoriales, junto con la realización de entrevistas a distintos responsables sindicales y empresariales, tan sólo en el 39 por ciento de los convenios analizados se hacía algún tipo de mención, general o específica, a las personas con discapacidad.

Junto con este informe también se ha presentado el documento "Ámbitos, procesos y procedimientos de la intermediación laboral dirigida a las personas con discapacidad", y una "Guía sobre cómo favorecer el empleo de las personas con discapacidad a través de la negociación colectiva".

Con estos documentos se pretende proporcionar a los representantes de los trabajadores un instrumento para sensibilizar a los mismos, atender y promover los derechos de las personas con discapacidad desde la acción sindical en general y la negociación colectiva en particular.

EMPLEO CON PLENA INTEGRACIÓN

El acto ha contado con la presencia de la directora de la Fundación Francisco Largo Caballero, Almudena Asenjo; la secretaria general de Fundación ONCE, Teresa Palahí, y el presidente de la Federación Empresarial Española de Asociaciones de Centros Especiales de Empleo (Feacem), Emilio Sáez.

A juicio de Palahí, "el empleo es necesario si se quiere conseguir la plena integración de las personas con discapacidad", al tiempo que ha añadido que las distintas conclusiones de los estudios deben servir para mejorar la calidad de vida del colectivo.

Por su parte, Asenjo ha puesto de manifiesto que para la elaboración de estos informes se han tenido en cuenta dos principios: el primero hace referencia a la igualdad y la solidaridad, poniendo énfasis en los derechos de las personas con discapacidad. El segundo tiene que ver con que el trabajo es el principal elemento de la inclusión social para evitar cualquier tipo de exclusión.

Por último, Sáez ha destacado en su intervención que la colaboración con los agentes sociales redunda en la mejora del acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral.

Fuente:Europa Press

Fecha:29/09/2019